• 608 145 186      info@e-saludable.com

OTRAS NOTICIAS

Una empresa japonés paga a sus empleados para que duerman bien

sueño

La idea de obtener un pago extra a cambio de dormir suena a locura o, pero una empresa de bodas de lujo en Tokio, llamada Crazy, está haciendo precisamente eso.

El tema difícil del sueño está recibiendo mucha atención en Japón. Tanto es así que el personal de Crazy que duerme al menos seis horas por noche recibe puntos por un valor de hasta $ 570 al año que se pueden cambiar por comidas en la cafetería de la compañía.

No dormir lo suficiente puede desencadenar una serie de problemas de salud, como presión arterial alta, accidente cerebrovascular y depresión. En su forma más extrema, la falta de sueño puede llevar a confusión, falta de funciones cognitivas y, en última instancia, a la muerte. Incluso se ha utilizado como técnica de tortura .

Kazuhiko Moriyama, CEO de Crazy, cree que Japón necesita una nueva relación con el sueño. En Japón, hay una cultura de trabajo duro y largas horas, que puede incluir sacrificar las necesidades personales por el bien de la empresa. Pero esto ha llevado a un problema extremo: la muerte provocada por la privación extrema del sueño. El fenómeno incluso tiene su propio nombre: karoshi.

En 2013, la periodista Miwa Sado, de 31 años, murió de insuficiencia cardíaca congestiva poco después de trabajar 159 horas extra en un mes, con solo dos días de descanso. Tadaaki Igari, un mecánico de 57 años que trabaja en la planta nuclear de Fukushima, murió en octubre de este año de una arritmia fatal (un latido cardíaco anormal). Él también había trabajado grandes cantidades de horas extras, registrando 100 horas en el mes anterior a su muerte. Un documento gubernamental recientemente publicado advierte que los maestros y el personal médico corren un riesgo particular de karoshi.

Pero para los empleados de Crazy en Tokio, no se esperan tales temores. “Tienes que proteger los derechos de los trabajadores , de lo contrario el país se debilitará”, dijo Moriyama a Bloomberg. Su actitud refleja una creciente tendencia japonesa a dar mayor prioridad a la salud y al bienestar.
El Ministerio de Salud de Japón está emitiendo una guía para que los empleadores ayuden a erradicar lo que llama la actitud de “dormir es prescindible”, y señalar a las empresas la importancia del sueño y los beneficios de una fuerza laboral bien descansada. Mientras tanto, la Sociedad Japonesa de Investigación del Sueño advirtió que el 71% de los hombres adultos en Japón habitualmente duermen menos de siete horas cada noche. Lo que es más preocupante, el 30% de los adultos japoneses ahora dependen del alcohol para quedarse dormido, una situación que fácilmente podría ser la causa de más problemas de salud en el futuro.

Para las empresas acostumbradas a una cultura de extraer tanto valor de su personal como sea posible, hay algunas muy buenas razones para cambiar sus maneras y alentar a los trabajadores a cuidarse mejor a sí mismos. Un estudio realizado por Rand en 2009 intentó cuantificar el costo de la privación del sueño. Se culpó a la mala salud y las tasas de mortalidad más altas por una pérdida de productividad estimada de $ 138 mil millones al año para la economía japonesa, equivalente al 2.92% del PIB.

Previous ArticleNext Article

Deja un comentario