• 608 145 186      info@e-saludable.com

MEDIO AMBIENTE

Una contribución científica europea para mejorar las políticas sobre la calidad del aire

[pullquote align=”left” cite=”” link=”” color=”” class=”” size=””]Un proyecto financiado con fondos de la Unión Europea ha ejecutado una investigación minuciosa en apoyo de la revisión e implementación de la exhaustiva legislación europea sobre la calidad del aire.[/pullquote]

La calidad del aire se ha convertido en el último decenio para los ciudadanos de la UE en una de las preocupaciones medioambientales más importantes. En los últimos veinte años dicha calidad ha mejorado considerablemente, pero cada vez se es más consciente de que las medidas técnicas no bastarán para alcanzar los elevados estándares de calidad del aire establecidos en la legislación medioambiental europea. En este sentido, los políticos también dedican ahora atención a la dimensión socioeconómica de las políticas sobre calidad del aire para aumentar su aceptación entre la ciudadanía.
El proyecto SEFIRA, financiado por el 7PM, se dedicó durante tres años a coordinar varios de los recursos socioeconómicos y científicos más valiosos con el fin de desentrañar estos temas de gran complejidad. El proyecto, que finalizará en mayo de 2016, celebró el 20 de abril en Bruselas un congreso de clausura en el que explicó sus resultados y los presentó a las partes interesadas de Europa.En el proyecto se empleó un método interdisciplinario en el que tuvieron cabida ámbitos tan variados como la economía, las ciencias políticas, la geología y las ciencias atmosféricas. Sus responsables llevaron a cabo un análisis detallado de la bibliografía disponible para determinar el modo en el que las directivas europeas relevantes se han transformado en medidas nacionales y locales contra la contaminación atmosférica.

Se descubrió que las actitudes y las percepciones eran muy distintas en función de la nacionalidad, grupo de edad, nivel de estudios y sexo. Por ejemplo, al preguntar si estaban de acuerdo con la afirmación de que no depende de cada uno adoptar comportamientos respetuosos con el medio ambiente, sólo el 19 % de los participantes austríacos y el 18 % de los británicos respondieron positivamente, mientras que en Bélgica el porcentaje fue del 30 %. Una cuarta parte de los participantes polacos estaban de acuerdo con que la protección medioambiental no es un tema importante, bastante más que en los países occidentales europeos. En Austria, los hombres estaban menos predispuestos a cambiar sus hábitos que las mujeres y preferían pagar un 40 % más que ahora (en impuestos, tasas, etc.) a cambio de no modificar sus costumbres. Con respecto a la alimentación, los austríacos y los belgas estaban dispuestos a pagar un 65 % más, en comparación con las mujeres, para no tener que cambiar sus hábitos alimentarios. Un resultado sorprendente fue que los participantes con mayor nivel de estudios estaban dispuestos a pagar un 70 % más que otros con menor nivel de estudios para no cambiar sus hábitos de transporte.

El estudio de SEFIRA es el primero en el que se emplean estos métodos científicos para investigar la calidad del aire. Dada la variedad registrada en los puntos de vista de los ciudadanos europeos, se invita a los responsables políticos a intervenir para lograr un equilibrio y conciliar todos estos puntos de vista con los requisitos técnicos y las prioridades de cara a poner en marcha acciones políticas. En concreto, es necesario tener en cuenta la aceptabilidad, a nivel personal, de las políticas medioambientales de cara a su puesta en práctica.

Los políticos asistentes al congreso recibieron de buen grado los resultados del proyecto. La eurodiputada Eleanora Evi, ponente en el taller y miembra activa de la Comisión de Medio Ambiente del Parlamento Europeo, afirmó que los resultados generados están de plena actualidad, sobre todo tras el escándalo de las emisiones de Volkswagen. «Este proyecto es enormemente oportuno e intensificará el debate sobre estos temas, especialmente cuando están en vilo varios documentos como la Directiva sobre calidad del aire», comentó.

El proyecto finalizará en breve, pero sus responsables afirmaron que analizarán sus resultados en profundidad e investigarán el tema con mayor detalle. En suma, el proyecto se propuso mostrar que un método multidisciplinario como el adoptado y la metodología empleada para la investigación de SEFIRA pueden resultar útiles para la elaboración e implementación de políticas a escalas europea, nacional y local.

Para más información, consulte:
Sitio web del proyecto SEFIRA

Previous ArticleNext Article

Deja un comentario