• 608 145 186      info@e-saludable.com

TECNOLOGÍA Y SALUD

Un Apple Watch ayuda a salvar la vida de un adolescente

Esta es la historia de Paul Houle, un chico de 17 años que había decidido comprarse un Apple Watch, no es la primera vez que un dispositivo de Apple ayuda a salvar una vida, tampoco estoy diciendo que solo los dispositivos de Apple hacen esto ya que eso sería una mentira, lo bonito de esto es ver como la tecnología nos proporciona ayuda incluso en los peores casos, cuando estamos solos.

En anteriores ocasiones hemos sabido de una chica que quedó atrapada bajo su coche y pudo llamar a emergencias gracias a que tenía su iPhone en el bolsillo y pudo pedir ayuda a Siri, que como ya sabemos, siempre está ahí para dispuesta a ayudarnos con lo que sea (aunque muchas veces acabe buscando en internet como hacerlo).

Paul Houle decidió comprarse un Apple Watch unos días antes de empezar el entrenamiento de la pre-temporada en la academia Tabor, después de realizar dos prácticas diarias Paul se dio cuenta de que algo no estaba del todo bien, su Apple Watch le marcaba 145 pulsaciones por minuto, incluso horas después del entrenamiento.

No lo sabría hasta pasado un tiempo, pero estaba sufriendo una situación que podría haber acabado con su vida, Paul veía como en escasos minutos de entrenamiento empezaba a sufrir problemas a la hora de respirar, y finalmente sus rodillas le terminaban fallando, algo no iba nada bien.

Los médicos posteriormente le diagnosticaron rabdomiolisisuna enfermedad que hace que los músculos estriados se “desintegren” y esto produzca la entrada en el riego sanguíneo de sustancias peligrosas para el cuerpo y que podrían causar graves daños a los riñones.

El entrenador se apresuró en confirmar manualmente las mediciones del Apple Watch y en cuanto vio que eran ciertas le llevó al hospital, ahí le realizaron el diagnóstico y le dieron una buena/mala noticia, si hubiera vuelto al día siguiente a entrenar, podría haber perdido el control de sus músculos e incluso cabía la posibilidad de que cayera al suelo y muriese ahí mismo.

Paul admite estar muy agradecido a su monitor de actividad (Apple Watch), una herramienta que ha demostrado una vez más lo verdaderamente útil que puede llegar a ser, sin embargo no hay que olvidar que pese a que el Apple Watch ayudó, los verdaderos héroes son el entrenador y los médicos que le ayudaron.

La rabdomiolisis es un trastorno común, sin embargo rara vez llega a ser tan severo, sin la detección y el posterior tratamiento adecuado este asunto podría haber terminado de forma muy distinta, es agradable ver como la tecnología se incorpora en nuestras vidas para proporcionarnos mejoras en muchos aspectos más allá de la comunicación y el ocio.

Fuente:ActualidadIphone

Previous ArticleNext Article

Deja un comentario

Send this to friend