• 608 145 186      info@e-saludable.com

BUENAS PRÁCTICAS, Destacadas, EMPRESAS, GESTIÓN SALUDABLE

Promocion de un programa de salud empresarial

programa

En el blog de UHMA aparece una interesante entrada con determinadas claves acerca de como planificar un programa de salud y bienestar:

Los programas de salud y bienestar en el lugar de trabajo debe ser una parte integral de la estrategia global de la compañía para promover un lugar de trabajo saludable. La legislación sobre las políticas de salud y seguridad en el país pueden servir como punto de partida para el desarrollo de la salud y el bienestar de una organización. También podemos comenzar evaluando los riesgos de seguridad que tiene la empresa, aunque sean mínimos, para tomar las medidas necesarias para prevenirlos y evitarlos.

Elementos clave

Al planificar un programa no debemos olvidar que existen elementos claves para su éxito: disposición, promoción e incentivos.

Como cualquier proyecto necesitamos ser muy específicos y honestos con lo que esperamos de nuestro programa. Antes de implementarlo sigue estos pasos:

• Prepara tu agenda para destinarle tiempo al programa. La voluntad y la disposición, tanto de aprender como de informar, son imprescindibles.

• Conoce las inquietudes de tus empleados respecto a su salud aplicándoles una encuesta o entrevistándolos.

• Enlista tus metas. ¿Qué esperas del programa?

• Realiza una campaña de promoción, elige un tono divertido.

• Se recomienda también crear un comité de salud compuesto por empleados entusiastas y directivos quienes podrán dirigir y promover el programa.

• Plantearse una meta para toda la empresa.

Promoción

Conoce a tu gente

Para que una campaña de publicidad funcione, se realiza un estudio previo sobre las necesidades y preferencias del público meta. Para conocer mejor a tus trabajadores puedes hacer muchas cosas:

• Entrevista individual. Si son pocos empleados puedes conversar con cada uno de ellos.

• Encuesta impresa o en línea.

• Buzones para sugerencias.

• Reuniones para hacer lluvias de ideas.

• Detecta a los grupos o forma equipos. Es muy común que se formen células con base en la actividad que desempeñan, el espacio que ocupan y sus preferencias en común.

• Nombra equipos para ponerlos a competir, estructura un sistema de puntos en el que puedas premiar a quienes hayan acumulado la mayor cantidad de acuerdo a su participación.

Una vez conociendo las inquietudes de tus empleados puedes tomar decisiones más claras sobre lo que se debe hacer, establece metas a corto y largo plazo, fija fechas de inicio y término, considera formas de apoyar el interés en el programa, identificar recursos (tiempo, dinero, personas, etc.) y organiza actividades con objetivos claros.

Comunicación

Inventa un nombre para tu programa, elige uno que llame la atención y que invite a participar. Una medida excelente es que el director general de la empresa sea quien convoque a toda su fuerza laboral, para ello puedes hacer un evento inaugural donde dé un breve discurso explicando la finalidad del mismo o enviar una carta firmada por él. La estrategia consiste en dar el ejemplo.

Cuando hables del programa, hazlo de forma clara y breve pero sé contundente y convincente. Utiliza vídeos o presentaciones que ya existen y puedes encontrar en internet, para sensibilizar y concientizar sobre la salud y la adopción de hábitos saludables.

Recursos

Para dar a conocer tu programa emplea, en primer lugar, los recursos de tu empresa:

• intranet para enviar boletines electrónicos

• espacios destinados para pegar avisos

• carteles, folletos y volantes

• quioscos, recepción, áreas comunes para distribuir la información

• detectar a los campeones de la salud para contagiar su actitud a los demás (personas que ya están haciendo algo para mejorar o mantener hábitos de vida saludables, como deportistas, vegetarianos, amantes de la yoga, el baile, o simplemente quienes tienen madera de líderes, simpatizan muy fácilmente con los demás y son muy populares en la empresa).

• y sobre todo la adopción formal de políticas de la empresa que prioricen la importancia de la implementación de un programa de salud en el lugar de trabajo.

El éxito de tu programa dependerá, en gran medida, de qué tanto logres motivar a tu capital humano y por lo tanto del índice de participación que obtengas. No quieras abarcar todas las áreas en el primer intento. Da pasos cortos pero seguros y recuerda la frase de Albert Einstein «Dar ejemplo no es la principal manera de influir sobre los demás; es la única manera».

Imagen CC Por Sebastian Mary
Previous ArticleNext Article

Deja un comentario

Send this to friend