• 608 145 186      info@e-saludable.com

bienestar, GESTIÓN SALUDABLE, Promoción de la Salud, RRHH/PERSONAS

Más programas de salud para los empleados de la Generación Tradicional

El Observatorio Generación & Talento ha reunido a su comité de expertos en salud y bienestar intergeneracional con el objetivo de compartir reflexiones y analizar la salud y el bienestar de la Generación Tradicional. Según han compartido en esta sesión de trabajo, la Generación Tradicional relativiza su percepción de la salud física, considerándola buena al ponerla en perspectiva con la edad. Pero ¡ojo!¡, subrayan los expertos, «que ellos tengan una buena percepción de su salud no quiere decir que esta sea buena».

Ellos perciben su salud como buena, pero es «mejorable», según este comité de expertos, con riesgos como el sobrepeso y los problemas cardiovasculares, por ejemplo. Esta generación considera que está bien físicamente porque se cuida, come bien e intenta cuidarse en su actividad física, pero no lo suficiente, según el comité de expertos. No forma parte de su cultura, por lo que son muy reactivos a la hora de actuar ante la salud. El freno está en el hábito. En este sentido, los expertos recomiendan a esta generación que se cuide «porque te necesitan» y les recuerdan que «eres corresponsable de tu salud» y «tu mejor medicina eres tú».

La salud psicológica de los tradicionales es buena. Se considera una generación muy activa con una gran experiencia pero que no se traslada adecuadamente en las empresas y eso debilita su autoestima provocando una gestión emocional distorsionada o debilitada, ya que se sienten activos laboralmente pero no pueden trasmitirlo. «Es una generación acostumbrada a luchar y a esforzarse para conseguir llegar al éxito. Son una generación que hace y entrega, y que se adapta a los cambios. Son resilientes, y tienen una madurez personal y profesional que les da habilidades para afrontar muy bien las situaciones de estrés», explican Elena Cascante y Ángeles Alcázar, socias directoral del Observatorio Generación & Talento.

Esta generación tiene actitudes muy positivas ante los estresores laborales, donde relativizan y afrontar mejor las situaciones de carga de trabajo, intentan mantener ciertas rutinas para mantenerse en una situación más confortable laboralmente ya que no quieren desconectar del trabajo, mientras que por otro lado están las cargas familiares que les afectan emocionalmente, al encontrarse en muchas personas de esta generación cuidando a los padres/madres y a los nietos/as, generando unas responsabilidades y compromisos emocionales extras, provocando una carga y presión difícil de gestionar.

Para mejorar su salud emocional, los expertos les recomiendan desarrollar habilidades de autoconocimiento y autogestión, así como poner en valor su talento y experiencia; en definitiva, «valórate y que te valoren».

Y, por último, la Generación Tradicional percibe su salud social como buena y muy buena. Es la generación sociable, se ha desarrollado y crecido en la importancia de la comunicación social y de potenciar el entorno social de la familia y los amigos. Son muy activos en su entorno social, aunque esta relación social se ve debilitadas por el cuidado o responsabilidad de cuidar a los nietos/as. Unos han encontrado un factor de motivación en ese cuidado de sus nietos/as mientras que para otros es una carga mental. La familia es su gran valor.

Una de las barreras sociales que deben abordar es su conexión digital

El comité de expertos en salud y bienestar del Observatorio Generación & Talento señala la necesidad de que las empresas valoren realmente la aportación de estos trabajadores así como que las organizaciones potencien e implementen programas de salud específicos para este colectivo. «En muchas ocasiones no se da el paso por temas económicos, cuando en realidad cuesta mucho menos dinero prevenir que curar».

En ese sentido, para mejorar la salud física de esta generación se reclaman programas de nutrición y hábitos saludables o talleres posturales, por ejemplo. Y, en el ámbito psicológico y social, programas de mentoring, de reconocimiento y de motivación y gestión emocionalTambién programas de análisis y competencias para resaltar el valor diferencial de estos trabajadores, programas de desconexión laboral o transición graduales e iniciativas de voluntariado que fomenten el intercambio de valores.

Previous ArticleNext Article

Deja un comentario

Send this to friend