• 608 145 186      info@e-saludable.com

ENTORNO FÍSICO, RRHH/PERSONAS

Compartir oficina tambien está de moda en las grandes empresas

[pullquote align=”left” cite=”” link=”” color=”” class=”” size=””]La oficina de Cross Campus en Santa Monica, en la que FactSet se encuentra actualmente, por ejemplo, ofrece cerveza de barril cortesía de la casa, café y la posibilidad de traer a su perro a la oficina.[/pullquote] Cuando Cross Campus abra una oficina en el centro Los Ángeles el próximo mes, sus arrendatarios incluirán a las típicas nuevas empresas que buscan entornos de trabajo en común, cafeterías compartidas y la flexibilidad de un arrendamiento a corto plazo.

Pero el lugar también albergará a los negocios de una variedad menos típica, incluyendo promotores inmobiliarios, consultoras legales y a FactSet Research Systems Inc., una empresa de datos financieros con más de 8,000 empleados en todo el mundo. Empresas grandes como FactSet, Delta Air Lines y la constructora Lennar Corp. ahora están alquilando espacios de oficinas compartidos. Y muchos lo están considerando por las mismas razones que las nuevas empresas encuentran atractivo del concepto: un entorno más relajado y un convenio de arrendamiento a corto plazo.

“El mundo corporativo está comenzando a considerar esto”, dijo Ronen Olshansky, director ejecutivo de Cross Campus, una empresa de Santa Monica de funcionamiento compartido. “Ellos valoran la flexibilidad”.  La creciente demanda ha ayudado a empresas como Cross Campus a expandirse en Los Ángeles y el resto del país, llenando lugares vacantes y elevando los alquileres para todos los involucrados en el mercado comercial inmobiliario.

Las empresas les ofrecen a los arrendatarios una oficina privada, a menudo con paredes de cristal, en un piso con otras firmas que comparten servicios como mesas de billar, cafeterías y cuartos de meditación. También pueden albergar eventos como desayunos-almuerzos y discursos de líderes de negocios. Una firma, o un empresario individual, también puede simplemente alquilar un escritorio, si no necesitan o no pueden costear su propia oficina.

El funcionamiento compartido —que ha explotado en la última década durante el auge de la tecnología— le ha dado nuevas opciones a las empresas grandes que tienen trabajos de contratistas o están iniciando operaciones en nuevas ciudades. Elizabeth Brennan, vicepresidenta en FactSet, dijo que el funcionamiento compartido permite a las empresas entrar a un mercado sin hacer un gran compromiso financiero en un área que a menudo es desconocida. Al mismo tiempo, los empleados tienen un lugar para trabajar más “moderno y fresco”.

Fuente: LATimes

Previous ArticleNext Article

Deja un comentario