• 608 145 186      info@e-saludable.com

BUENAS PRÁCTICAS, Destacadas, EMPRESAS, RESPONSABILIDAD SOCIAL

La innovación social y la salida de la crisis

La innovación social es una pieza clave para superar los nuevos retos económicos y políticos. Esta es una de las principales conclusiones del informe Innovación social. Caminos para el cambio sistémico, presentado hoy en el campus de ESADE en Madrid por sus autores Heloise Buckland y David Murillo, investigadora y profesor, respectivamente, del Instituto de Innovación Social de ESADE, desde donde monitorizan estas actividades a través de laAntenna for Social Innovation. El estudio ha identificado, además, las variables que podrían hacer que este sector resultara más influyente y efectivo.

Para obtener una radiografía correcta de la innovación social que se lleva a cabo en la actualidad, los autores han seleccionado cuatro casos que ponen de manifiesto la gran variedad de tendencias existentes, que ya no se limitan simplemente a cubrir las lagunas de los servicios públicos en la defensa de los derechos fundamentales: Avaaz, una comunidad onlinede activismo social formada por 15 millones de miembros de 194 países; el Banc dels Aliments de Barcelona, que moviliza 7.600 voluntarios y 600 organizaciones en Catalunya; Behavioural Insights Team, un organismo independiente de la Administración británica, que incorpora la economía de la conducta en sus actuaciones, y los mercados ciudadanos de intercambio, que fomentan la economía del trueque en ocho barrios de Barcelona.

«Esta selección demuestra que la frontera entre iniciativas públicas, privadas y de la sociedad civil se está empezando a desdibujar para generar un nuevo modelo de gestión, a menudo más profesionalizada y orientada a resultados», comenta David Murillo, del Instituto de Innovación Social de ESADE.

Principales variables de la innovación social
Más allá de la satisfacción de las características anteriores, el estudio Innovación social. Caminos para el cambio sistémico analiza las claves de estas iniciativas que pueden ayudar a superar mejor los diferentes retos de la sociedad y la economía actuales:

1. Transformación social e impacto
Aunque la definición de innovación social suele estar relacionada con problemas sociales, este estudio se suma a la corriente actual de pensamiento que amplía este horizonte a aquellas iniciativas que tienen como objetivo participar en los retos económicos, éticos o medioambientales actuales. Bajo este paraguas, es necesario dedicar un esfuerzo especial a desarrollar técnicas específicas para medir los resultados de estas acciones y evaluar el desempeño de sus participantes como indicadores de desarrollo. Un indicador clave es en qué medida se aproxima la iniciativa a la consecución de sus objetivos.

2. Colaboración intersectorial
La innovación social pocas veces desarrolla su acción de forma aislada. Al contrario, siempre ha sido un referente al demostrar la vacuidad de delimitar los espacios privado y público, colectivo e individual. Las jerarquías tradicionales se han difuminado, y han surgido numerosos espacios y foros en que diferentes negocios, gobiernos y la sociedad civil cooperan para desarrollar unos mejores productos y servicios sociales. La motivación y el objetivo varían según el tipo de participante y el sector, y dan lugar a organizaciones híbridas de gran interés para su observación.

3. Sostenibilidad económica y viabilidad a largo plazo
Aunque no haya una única definición de empresa social, existe un consenso global de que este tipo de organizaciones difieren de las no gubernamentales o de las estrictamente filantrópicas por su estrategia de sostenibilidad financiera y su orientación a resultados. Se caracterizan por el rápido retorno de la inversión, la eficiencia y la capacidad de proporcionar una viabilidad a largo plazo. Otras de sus características son la utilización de técnicas innovadoras defundraising y de estrategias de implementación de bajo coste, y la orientación al crecimiento.

4. Innovación
A grandes rasgos, la innovación social puede manifestarse de dos formas. Una se basa en la innovación abierta, donde todos los actores tienen la libertad de copiar, utilizar y adaptar la idea, mientras que la otra se basa en el concepto de propiedad intelectual, en que el conocimiento se mantiene en las manos del creador. Si nos interesa maximizar el impacto social, hemos de estar particularmente atentos a las iniciativas dispuestas a compartir su know-how.

5. Escalabilidad y replicación 
La capacidad de la innovación social de ser reproducida y adaptada a cualquier tamaño o sector es importante por dos razones. En primer lugar, porque muchos de los problemas sociales actuales son globales, como por ejemplo el cambio climático, la desertificación o la despoblación de las reservas oceánicas. Todos estos problemas necesitan soluciones a escala global. En segundo lugar, porque otros tantos aspectos de la sociedad se han globalizado tanto a escala empresarial como gubernamental, lo cual demuestra que lo que sirve en una ciudad o país puede aplicarse también a otros.

«En el futuro, no se percibirá división alguna entre lo privado, lo público y las ONG; serán servicios a la comunidad y su relevancia no vendrá dada por su naturaleza, sino por las variables anteriores —explica Murillo—-, en que predominará la idea de excelencia, de innovación open source, su perspectiva de impacto… El interés académico de los cuatro casos es comprender las variables que se utilizan para medir los resultados de las diferentes iniciativas, para favorecer su reproducción en otros lugares.»

Via: Esade

Imagen CC Por mohammadali
Previous ArticleNext Article

Deja un comentario

Send this to friend