• 608 145 186      info@e-saludable.com

HÁBITOS SALUDABLES

La actividad física constante aumenta la productividad de los empleados

actividad física

El desarrollo de actividad física es uno de los puntos principales que las personas olvidan al ingresar a una rutina laboral. Un estudio de la universidad sueca Karolinska Institute recalcó que disminuir la cantidad de horas mensuales destinadas a la actividad física tiende a reducir la productividad laboral; también concluyó que la inactividad física y una mala alimentación se asocian a un aumento de 2% en los costos de salud.

El catedrático en fisiología médica de la Universidad de Granada, Manuel Castillo, sostuvo que “la comunidad médica considera la inactividad física como un riesgo, y está asociada a la obesidad, enfermedades metabólicas y enfermedades cardiovasculares”.

Érika Vivian Ochoa, profesional en seguridad y salud en el trabajo, reconoció la importancia del ejercicio para aumentar la productividad laboral. “La actividad física activa endorfinas, algo que además de estabilizar el cuerpo a nivel cerebral, también tiene una función estimulante, y él se siente que está en capacidad de producir mucho más y mejor, porque hay una sensación de confort y bienestar”.

Los expertos recomiendan diferenciar dos términos para asegurar un pleno desempeño en la salud cardiovascular para aquellos que trabajan en una oficina.

El primer concepto que se debe tener en cuenta es la actividad física de alto impacto. Esta consiste en destinar un tiempo específico al día para realizar una actividad determinada. Para Castillo, esto permite “mejorar el estado de forma, obtener más fuerza y tener la capacidad para afrontar situaciones de estrés”.

Según Castillo, el fundamento científico de esta declaración es que “cuando desarrolla una actividad de estrés controlado como el ejercicio, la persona aprende a asimilar situaciones intempestivas que se generan en el día a día”. Concluye que esto tiende a mejorar la productividad laboral, debido a que el empleado tiene mayores capacidades físicas para hacer frente a sus problemas diarios.

  • “El sedentarismo es un factor de riesgo para desarrollar distintos tipos de enfermedades metabólicas. El ideal no es solo hacer ejercicio, sino romper la rutina sedentaria”.

Especialistas consultados afirman que la rutina semanal para mejorar el estado de salud debe consistir en tres días de actividad cardiovascular y dos días de ejercicios de fuerza.

El otro gran tópico que se debe analizar es el de rutina sedentaria. Esta consiste en tener siempre la misma posición durante toda la jornada laboral. Los expertos recomiendan que la persona interrumpa su posición sedentaria durante cada hora; “es simplemente levantarse y cambiar de posición, tan solo toma 30 segundos. También puede diseñar su puesto de trabajo para obligarse a cambiar de postura, como dejar la impresora en otro lugar, o poner el teléfono a una distancia que lo obligue a levantarse”, recalcó Castillo.

Previous ArticleNext Article

Deja un comentario