• 608 145 186      info@e-saludable.com

Destacadas, INFORMES

El 22,6% del capital humano en España está inutilizado

La base primordial de toda sociedad es su capital humano.  Éste constituye su parte esencial, la que da forma y sentido al conjunto. Y este capital humano  adquiere especial importancia cuando se habla de él desde un ámbito puramente económico y laboral: son las personas que forman el tejido productivo de un país y, por tanto, su motor de funcionamiento.
Es por ello que Adecco ha llevado a cabo a través del  Monitor Adecco de Oportunidades y Satisfacción en el Empleo,  junto con los  investigadores de Barceló y Asociados, un detallado análisis del capital humano en nuestro país.  Para ello, se han tenido en cuenta los datos del INE del tercer trimestre de 2012 en cuanto a las tasas de paro y ocupación en el conjunto de España y en cada autonomía así como la  formación alcanzada por la población activa española, repartida en cuatro grandes grupos: educación primaria, que incluye a quienes completaron esa etapa educativa, pero también a quienes no lo hicieron y a quienes no tienen ningún tipo de estudios; la educación secundaria incompleta, donde se agrupan no sólo aquellos que no completaron la educación secundaria, sino también quienes realizaron cursos de Formación Profesional que no exigen tener el título de la primera etapa de secundaria; la educación secundaria completa, categoría que abarca a los que acabaron esa etapa formativa y también a quienes completaron cursos de Formación Profesional para los que sí se requiere un título de secundaria; y la educación superior, que abarca todas las formas de educación post-secundaria, desde enseñanzas técnico profesionales de grado superior, hasta doctorados, incluyendo también estudios universitarios incompletos y maestrías.

Se entiende por capital humano la cantidad de años de estudios que acumula el conjunto de personas activas de cada comunidad autónoma (incluye tanto a ocupados como a desempleados). Lógicamente, dependiendo de su nivel de formación cada persona habrá  acumulado más o menos años de estudio.

Por regiones, es en Andalucía donde se encuentra la mayor cantidad de capital humano sin utilizar (32%), seguida de Canarias (31,3%) y Extremadura (29,9%). En el extremo contrario, en las regiones donde más se aprovecha este capital es en Navarra (sólo el 13,5% está desaprovechado), País Vasco (14,5%) y Cantabria (14,9%).

En todas las autonomías los parados tienen menos años de estudios que los ocupados. A nivel nacional, los desocupados presentan de media 10,3 años de formación, es decir, un año y medio menos que la media de los ocupados.

En el conjunto de España, cada ocupado ha recibido, de media, 11,8 años de formación. El País Vasco, Madrid y Navarra son las que tienen un periodo de estudio más largo, de 12,8, 12,6 y 12,3 años de formación, respectivamente. De nuevo El País Vasco (11,9 años), seguido de Cantabria (11,4 años) y Asturias (11,3 años), son las tres autonomías en las que los parados exhiben una mayor formación.

En cuanto a la distribución geográfica del capital humano en nuestro país, Andalucía es la autonomía con mayor capital humano, acumulando un 16,5%. Muy cerca de ella se colocan Cataluña (16%) y Madrid (15,8%). Junto a la Comunidad Valenciana (que dispone del 10,7% del total), tenemos que las cuatro autonomías con mayor capital humano reúnen casi el 60% del total de todo el país.

Previous ArticleNext Article

Deja un comentario

Send this to friend