• 608 145 186      info@e-saludable.com

Artículos, Salud

De vapeo por las Islas Caimán

GUILLERMO-SORIANO-SGS

El otro día, mientras redactaba este artículo sobre los efectos dañinos de los cigarrillos electrónicos, le pregunté a una compañera de trabajo que dónde se iba a ir de vacaciones, y me dijo que, a las Islas Caimán y le contesté bromeando, pues ten cuidado, a ver si te van a comer los cocodrilos.

De esta asociación de ideas surge el título del artículo, ya que la mayoría de “vapeadores”, no tienen conciencia de los peligros para su salud derivados de los cigarrillos electrónicos, tal como la evidencia científica y la OMS ya se han encargado de señalar.

La Organización Mundial de Salud en su informe mundial sobre el tabaco, ha afirmado con rotundidad, no recomendar el uso de cigarrillos electrónicos como ayuda para reemplazar el consumo de tabaco, representandouna «amenaza actual y real» en la lucha por disminuir el impacto global del cigarrillo ya que estos productos se han convertido en una puerta de entrada del tabaco para la gente joven, por lo que se deberían de tratar y regular como productos de tabaco.

Estas advertencias de las OMS se justifican de un lado, por el aumento de la popularidad de estos dispositivos en el mundo (cuentan ya con 367 millones de usuarios, frente a 1.100 millones de fumadores de cigarrillos convencionales) y de otro, porque muchos fumadores han empezado a reemplazar los cigarrillos tradicionales por este “avance” bajo la idea de que es menos tóxica y podría servir como un puente para abandonar el tabaco de forma definitiva.

El vapeo, como se le conoce hoy en día, consiste en inhalar vapores creados por el calentamiento a alta temperatura de un líquido en el interior del cigarrillo electrónico. Si bien es cierto que dichos líquidos no incluyen muchas de las sustancias peligrosas que se encuentran cuando se fuma un cigarrillo convencional como el alquitrán (cancerígeno) o el monóxido de carbono (causa de enfermedades cardiovasculares), sí contienen diferentes sustancias nocivas o tóxicas:

  • Tienen componentes tóxicos: además de la nicotina, que es tóxica y adictiva, los cigarrillos electrónicos contienen ingredientes como el propilenglicol, la glicerina y otros aditivos que se asocian a la irritación de la garganta y las vías respiratorias o el enrojecimiento de los ojos.
  • Contienen sustancias cancerígenas: un estudio de la Agencia de Medicamentos y Alimentos (FDA, por sus siglas en inglés) de Estados Unidos alerta de la presencia de nitrosaminas y diferentes metales en la composición de los cartuchos de los cigarros electrónicos (Plomo, mercurio). Otras investigaciones han encontrado también formaldehido, acetaldehído y acroleína, sustancias consideradas cancerígenas.
  • Pueden provocar problemas respiratorios: la revista científica Chest publicó hace dos años un estudio que indicaba que el uso del cigarrillo electrónico durante más de cinco minutos aumentaba la resistencia pulmonar. Asimismo, se han producido ya dos casos de neumonía atribuida al uso de cigarrillos electrónicos, la última este mismo año en España.
  • Crean adicción: la cantidad de nicotina en los cigarrillos electrónicos varía según la composición de los cartuchos, pero se trata de una sustancia que crea dependencia en quienes la consumen. Por ello, los detractores de estos dispositivos aseguran que pueden crear adicción, en lugar de hacerla desaparecer.
  • Incitan al consumo: los detractores del cigarrillo electrónico aseguran que la popularización de estos productos y su presentación como un artículo inocuo pueden animar a adolescentes y no fumadores a iniciar el hábito.

En definitiva, desde que el uso del cigarrillo electrónico comenzó a extenderse, han surgido voces a favor y en contra de estos dispositivos. Los expertos coinciden en que aún queda un largo camino en la investigación de los efectos que tienen sobre la salud, pero ya existen estudios que alertan de que son dañinos. La Organización Mundial de la Salud recomienda no utilizar el e-cigarettehasta que no haya datos que demuestren que son inocuos y eficaces para superar la adicción al tabaco.

Yo, desde luego, si me voy de vacaciones a las Islas Caimán, no quiero cocodrilos. Buen verano.

Mas información:

  1. FDA and public health officials warn about electronic cigarettes. U.S. Food and Drug Administration. http://www.fda.gov/NewsEvents/Newsroom/PressAnnouncements/ucm173222.htm. Accessed May 16, 2016.
  2. Drew AM, et al. Electronic cigarettes: Cautions and concerns. American Family Physician. 2014;90:282.
  3. Pisinger C, et al. A systematic review of health effects of electronic cigarettes. Preventive Medicine. 2014;69:248.
  4. McRobbie H, et al. Electronic cigarettes for smoking cessation and reduction. Cochrane Database of Systematic Reviews. http://onlinelibrary.wiley.com/doi/10.1002/14651858.CD010216.pub2/full. Accessed May 16, 2016.
  5. https://www.mayoclinic.org/es-es/healthy-lifestyle/quit-smoking/in-depth/electronic-cigarettes/art-20204330
Previous ArticleNext Article

Deja un comentario

Send this to friend