• 608 145 186      info@e-saludable.com

ENTORNO PSICOSOCIAL, GESTIÓN SALUDABLE

Conciliar vida laboral y familiar: Un 23% de los trabajadores españoles no puede

28911906_m

[pullquote]El Informe sobre La Prevención de los riesgos psicosociales en España, Europa y Latinoamérica’ elaborado por la Universidad Internacional de Valencia (VIU), señala a partir de los resultados de la XI ENCUESTA DE CALIDAD DE VIDA EN EL TRABAJO (ECVT, 2010) que uno de cada cuatro españoles, (casi el 23%) tiene dificultades para compaginar su horario de trabajo con sus relaciones familiares y sociales.[/pullquote] La conciliación de la vida familiar y laboral es uno de los principales riesgos psicosociales que pueden influir en la salud del trabajador en función de la percepción que tenga el mismo individuo de si constituyen una amenaza o un riesgo físico o psicológico.

Así se desprende del informe elaborado por la doctora y experta en Psicología social y de las organizaciones de la VIU, Ester Grau Alberola, en el que se analiza las condiciones presentes en una situación laboral que están directamente relacionadas con la organización, contenido y realización de la tarea y que pueden afectar al desarrollo del trabajo y la salud física, psíquica o social del trabajador.

Según ha señalado, la Ley de P.R.L art. 4 define la prevención como el “conjunto de actividades o medidas adoptadas en todas las fases de actividad de la empresa con el fin de evitar o disminuir los riesgos derivados del trabajo” al tiempo que ha añadido que prevenir y minimizar los riesgos en el trabajo supone evitar los daños a la salud de los trabajadores actuando sobre las condiciones de trabajo.

En esta línea, según la información recogida en el estudio, el nivel medio de satisfacción de los trabajadores en relación a la conciliación entre la vida laboral  familiar es casi del 68%, superior en el caso de los hombres (70%) frente a las mujeres (67%), siguiendo los datos cotejados de varias encuestas como la XI Encuesta sobre Calidad de Vida en el Trabajo.

Tanto es así que, cada vez más las empresas promueven la flexibilización laboral y fomentan el empleo a tiempo parcial, de hecho en Europa, en 2013, en el 66% de las organizaciones se ofrecía un horario flexible por lo menos a algunos de sus empleados y el 69% tenía al menos un empleado que trabajaba a tiempo parcial. Según datos obtenidos en la EUROPEAN COMPANY SURVEYS (ECS 2013).

Según la XI ENCUESTA DE CALIDAD DE VIDA EN EL TRABAJO, en España , el 36,5% de los hombres declara que es su pareja la que se encarga del cuidado de los niños menores de 3 años frente al 10% de las mujeres que declaran lo contrario. Además, los hombres están más satisfechos que las mujeres en relación al tiempo que su cónyuge dedica a las tareas del hogar, con una diferencia sustancial ya que las mujeres valoran con un 6 su nivel de satisfacción frente al 8,1 de los hombres.

De esta manera, los riesgos psicosociales afectan a la salud de los trabajadores y cada vez hay más evidencias de sus consecuencias. Tanto es así que la OMS (2009) apunta que el estrés laboral es una de los diez problemas principales de salud relacionados con el trabajo, frecuentemente relacionado con problemas de salud mental.

En esta línea, el Observatorio Mundial de la salud  destaca entre las  tres causas de muerte prematura se encuentra la enfermedad coronaria (isquemia), infecciones del tracto respiratorio inferior (como la neumonía) y los accidentes cerebrovasculares (OMS, 2014).

Así mismo, el informe señala que el 30% de los trabajadores de la Unión Europea sufre estrés en el trabajo, una patología de salud de tipo psíquicosocial cuya prevalencia representa el cuarto problema de salud laboral más acusado por los trabajadores europeos (Agencia Europea para la Seguridad y Salud en el trabajo, 2003; Parent-Thirion, Fernández, Hurley & Vermeylen, 2007). .

En este sentido, el estrés está detrás del 25% de las bajas laborales de los trabajadores europeos, una dolencia que supone de media dos o más semanas de baja para cualquier empresa, mientras que los trastornos depresivos representan ya la segunda causa de baja laboral en la UE (Agencia Europea para la Seguridad y Salud en el trabajo, 2003).

Algunos estudios apoyan la evidencia de que el estrés laboral esté vinculado a los mecanismos biológicos implicados en la aparición de enfermedades del corazón, ya sea directamente, mediante la activación de las vías de estrés controladas por la interacción entre el sistema nervioso y neuroendocrino o indirectamente a través de su asociación con estilos de vida poco saludables.

Por todo ello, es importante que el trabajador cuente con una buena información en materia de riesgos para la salud, una realidad que difiere de unos países a otros, tanto es así que Turquía con un 67%, Francia con un 81% y Malta con un 85% son los países de la Unión Europea donde los trabajadores tienen peor información sobre riesgos laborales mientras Irlanda (97%), Hungría (95%) y Letonia (96%), son los mejor informados según los datos de la V ENCUESTA EUROPEA SOBRE LAS CONDICIONES DE TRABAJO (2010).

De esta manera, ya en España, las principales causas de los accidentes de trabajo se deben en un 45% a distracciones, descuidos, despistes o falta de atención, mientras que la rapidez o las presiones derivadas de la celeridad en el desarrollo de la tarea es culpable del 19,54% de los accidentes frente al 17,8% de los accidentes provocados por cansancio o fatiga, según datos de la VI Encuesta de condiciones de trabajo en España.

Previous ArticleNext Article

Deja un comentario

Send this to friend