¿Se puede tener una alimentación saludable en la oficina?

La alimentación es un factor primordial para otorgar energía y un buen rendimiento a las personas en el día a día. Si esto se extrapola al ámbito laboral, una correcta nutrición podría significar ciertamente trabajadores más concentrados y productivos.

Lo anterior se respalda en un estudio elaborado por la Organización Internacional del Trabajo (OIT), donde se establece que “las compañías que ofrecen dietas equilibradas a sus empleados aumentan la productividad de estos” y generan un buen ambiente laboral. Lo que también beneficia a las empresas, porque además, una buena alimentación ayuda a la “motivación del personal, a prevenir los accidentes, los decesos prematuros y a reducir las gastos médicos”.

Trabajando.com hizo una encuesta sobre la alimentación en las oficinas, donde pudo observarse que el 54% considera tener una alimentación saludable. De los más de dos mil encuestados, un 79% de ellos aseguró pasar más de 8 horas en su lugar de trabajo, frente a un 21% que asegura estar menos horas en sus trabajos.

Los que pasan más de 8 horas

Del 79% que aseguró pasar más de 8 horas diarias en su oficina, el 36% de ellos dice almorzar frente a su computadora, seguido por un 34% que desayuna en su escritorio, un 22% come alguna merienda y sólo un 8% afirma que cena delante de la PC.

Al consultarles el por qué realizan las comidas delante de sus escritorios, un 44% dice que es porque no tienen mucho tiempo para comer, un 39% en tanto dice que es porque prefiere aprovechar su tiempo, por lo que puede comer y trabajar a la vez, finalmente sólo un 17% dice hacerlo debido a que no tienen un lugar establecido en sus oficinas para poder comer.

Los que pasan menos de 8 horas

Del 21% que pasa menos de 8 horas en su oficina, les preguntamos dónde realizan las comidas a lo que un 43% dijo que en un comedor que hay en su oficina, un 25% asegura comer en el parque, ya que le gusta aprovechar este tiempo. Un 16% en tanto dice que tienen un concesionario de comida en su oficina y un mismo porcentaje afirma que sale a restaurantes.

Al total de encuestados, les consultamos si creen que se alimentan saludablemente, a lo que un 54% aseguro que sí, frente a un 46% que dice que no.

Los que se alimentan saludablemente

Del 54% que afirmo tener una alimentación saludable, les preguntamos si creen que ésta influye en el rendimiento de su trabajo. Un 85% dijo que sí porque una dieta balanceada otorga energía un 11% cree que en algunas ocasiones ayuda al rendimiento, en tanto un 4% plantea que no tiene relación alguna.

De los que aseguran tener una alimentación saludable, un 53% corresponde a mujeres y sólo un 47% a hombres.

Los que no se alimentan saludablemente

Del 46% que aseguró no tener una alimentación saludable, un 50% se alimenta con comida chatarra, un 23% remplaza comidas tomando café, un 22% en tanto, asegura no comer hasta volver a sus casas y finalmente un 5% se alimenta de golosinas.

Les consultamos si creen que el tipo de alimentación influye en el rendimiento en el trabajo, a lo que un 72% contestó que sí, ya que una dieta balanceada otorga energía. Un 21% cree que en algunas ocasiones influye y sólo un 7% cree que no tienen relación alguna.

Del 46% que aseguró no comer de forma saludable, un 61% son mujeres y sólo un 39% corresponde a hombres.

Para Pablo Molouny, gerente general de Trabajando.com Argentina plantea que “Es muy importante tener una buena alimentación, ya sea para tener un estilo de vida más saludable o para mejorar nuestro rendimiento en el trabajo, pero debemos preocuparnos por no realizar las comidas en nuestro escritorio, el hábito alimenticio debería ser realizado de manera más adecuada, tomándose el tiempo correspondiente para estar saludables.”

Via: Puntobiz

Imagen CC Por slworking2

 

Deja un comentario

Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento 3.0 Unported.