Destacadas

30 minutos de actividad física al día mantienen la salud

Una persona que no hace al menos 30 minutos de actividad física no está tan sana como aquella que hace algún ejercicio físico, explica el catedrático de Fisiología del Ejercicio de la Universidad Europea de Madrid, el investigador Alejandro Lucía Mulas, quien entiende que lo deseable sería partir de una hora al día, aunque con la media hora ya se consiguen beneficios multisistémicos. Esta recomendación para estar sano, que valdría igual para la población general como para aquellas personas con enfermedades crónicas, cáncer o demencias, tiene sus reglas: debe ser diaria y con un esfuerzo de moderado a vigoroso.

“Los beneficios que se consiguen son a todos los niveles. Hoy en día hay suficiente evidencia médica para decir que es efectivo tanto por su valor preventivo, terapéutico y psicológico; y en la mayor de las enfermedades, desde las crónicas más importantes -cardiovascular, síndrome metabólico general, obesidad- y en algunos tipos de cáncer”,  advierte en una entrevista aEuropa Press.

El mejor ejercicio físico, “que no deportivo porque no se trata de competir”, es caminar, aunque entiende que también son beneficiosas subir escaleras en vez de coger el ascensor, hacer la comprar varias veces a la semana andando en vez de en coche o recorrer a pie un tramo del camino al trabajo. Asimismo, acepta, se puede dividir este esfuerzo en tres tramos diarios de 10 minutos. A su juicio, todos los médicos debería prescribir a sus pacientes ejercicio físico. “Igual que se recomienda cuidar la dieta o controlar el colesterol, los médicos de Atención Primaria deberían prescribir la actividad física siempre”, añade, incidiendo sobre todo en la población infantil a la que se le debería aconsejar una hora de juego activo al día.

En definitiva, cualquier actitud no sedentaria mejora la salud de la población, el problema es que “la actividad física está desapareciendo de nuestro estilo de vida diario”, aunque admite que en España aún la población”queda tradición de salir a pasear”.

El ejercicio físico actúa en el organismo de un modo contrario al del tratamiento farmacológico. “No hay ningún fármaco conocido que a la vez mejore la función cardiorrespiratoria, el transporte oxigeno a sangre, el estado cognitivo de las personas y el equilibrio y el estado de ánimo, así como la masa muscular que se pierde con la edad (sarcopenia), como lo hace el ejercicio; además es una de las pocas intervenciones médicas que tienen un efecto dosis-respuesta”, añade. Concretamente, respecto a la sarcopenia, hace especial hincapié en los beneficios del ejercicio ya que retrasa el debilitamiento que produce con el envejecimiento, asimismo combate el aumento de esta producido por los fármacos. “La única manera de revertir la dependencia que se asocia a la sarcopenia en gente mayor es con actividad física”, reitera.

Mas info en EP Salud

Imagen CC Por Julio Codesal (juyma)

Otras noticias que te pueden interesar:

Previous ArticleNext Article

Deja un comentario